Logo

 

FacebookTwitterGoogle+Orkut

Didáctica Especial del Guarani y elaboración de planeamiento

Introducción

El Idioma Guarani es el idioma de la mayoría. Los resultados del último Censo Nacional, practicado en el Paraguay, evidenciaron que el 37% de la población de casi cuatro millones y medio de habitantes, es monolingüe Guarani, el 50% bilingüe (Guarani-Castellano), el 7% monolingüe Castellano, y el 6% restante hablante de otras lenguas.

El Guarani es también el idioma mayoritario de los jóvenes, según la Encuesta Integrada de Hogares 1997/1998, respecto del idioma que hablan en el hogar los jóvenes entre 15 y 29 años de edad. La encuesta revela un 50,4% de Guaranihablantes, un 27,8% de bilingües, un 19,3% de hispanohablantes, y un 2,5% restante hablante de otras lenguas.

 

Desarrollo

Analicemos seguidamente algunos de los aspectos que tienen que ver con la FONOLOGÍA de ambos idiomas. Así, el Castellano posee 24 fonemas, diferentes unos de otros (5 son vocálicos o vocales y 19 son consonánticos o consonantes). El Guarani, en cambio, posee 33 fonemas (12 son vocálicos o vocales y 21 son consonánticos o consonantes).

Para representar sus 24 fonemas el castellano se vale de 28, 29 ó 30 letras o grafemas; mientras que el Guarani representa sus 33 fonemas mediante 33 letras o grafemas. Por otra parte, el fonema /y/ (agua) del Guarani no existe en el Castellano, de allí que los Castellano-hablantes no pueden fonetizar correctamente palabras como "ryguasu" (dicen "riguasu"), o Yguasu (dicen "Iguasu"). Tampoco es propio del Castellano el fonema que en Guarani denominamos "puso" /'/ (consonante glotal), por lo que también los Castellano-hablantes tampoco fonetizan correctamente la palabra "ku'a" = cintura (dicen "kua" = agujero).

Asimismo, las sílabas del Guarani se caracterizan por ser directas, es decir, que cada sílaba -y por consiguiente, la palabra- termina indefectiblemente en cualquiera de las 12 vocales (ka-ra-ja // ja-gua // ka-mbu-chi). A diferencia del Castellano, las palabras del Guarani nunca terminan en consonante (car-tel // ár-bol).

En cuanto a la MORFOLOGÍA podemos señalar que en la Morfología Guarani no existe el artículo; y por otra parte, la preposición del Castellano, en Guarani se denomina posposición: "aha ógape" = voy casa a (voy a casa).

Por otra parte, los adjetivos calificativos del Guarani son invaribles en cuanto a género (masculino y femenino) y número (singular y plural), a diferencia de los adjetivos calificativos castellanos que sí pueden ser de género masculino o femenino y de número singular o plural; exigiendo la concordancia. 1. Pe karai yvate = ese señor alto // 2. Pe kuñakarai yvate = esa señala alta // 3. Umi karai yvate = esos señores altos  // 4. Umi kuñakarai yvate = esas señoras altas.

En Castellano el adjetivo posesivo de tercera persona es "su"; en cambio, en Guarani dicho posesivo se expresa de 5 maneras diferentes: su ropa (ijao), su cabeza (iñakâ), su guitarra (imbaraka), su cara (hova), su cabello (hi'áva).

En cuanto a la SINTAXIS podemos señalar que en el Guarani existe la denominación construcción del genitivo, donde el poseedor precede a la cosa poseídan, al contrario de la construcción Castellana.

Techapyrä:
Kalo rembireko ohókuri Ka'aguasúpe  //  Carlos esposa  fue Ka'aguasu a  //  (La esposa de Carlos fue a Ka'aguasu).

 

Conclusión

Hoy, el Guarani es idioma oficial de la República del Paraguay.

Hoy, el Guarani está en la Reforma Educativa, en la nueva educación, que mediante la incorporación del Guarani tiene menos desertores, menos repitentes; aumentando -por el contrario- la franja poblacional de quienes aprenden “de verdad”, críticamente, en libertad. Por fin, los niños son respetados en su derecho humano de aprender en su lengua materna y con alegría.

Hoy, el Guarani ya pasó de la oralidad a la escritura, pues cuenta con abundante y contínua producción bibliográfica (gramáticas, diccionarios, literatura, textos escolares y obras de interés general).

Hoy, el Guarani está en los discursos de los políticos; en las manifestaciones de los sindicatos y gremios de trabajadores y campesinos, reivindicando sus derechos y dignidades; es más, si alguno de ellos no lo habla, está condenado al fracaso.

Hoy, el Guarani sigue siendo el vínculo común entre pacientes y profesionales de la salud, pues alguien que no conoce las variadas plantas medicinales, o no conoce las patologías como el kambyryrujere y ohéo no podrá ejercer con éxito la profesión.

Hoy, el Guarani es el más fuerte factor de comunicación agropecuaria. Es imposible hablar en el campo, dando orientaciones en castellano. Desde las antiguas prácticas agropecuarias al uso de la tecnología. Todo se entiende, pero en Guarani.

Hoy, el Guarani a través de las fiestas populares y patronales está vivo. Ya en el San Juan ára (tata ári jehasa, kambuchi jejoka, yvyrasÿi), o en la Semana Santa (en el purahéi de los estacioneros, en el pindokarai, tupâitû, tupâsy ñuguatî, chipa).

Hoy, el Guarani sigue vivo en cada palabra y en cada proceso desarrollado por los artesanos del país (karanda’y, poivi, ao po’i, ñanduti). Asimismo, la artesanía culinaria del Paraguay se caracteriza por su variada nomenclatura Guarani.

Hoy, el Guarani sigue estando inmerso en la sintaxis del “castellano paraguayo”. Es imposible encontrar un paraguayo que alguna vez no haya dicho “venína”, “habláleke”, “quepiko querehína vo”, “le pegó debaldeite”, “de gua’u nomáko te dije”, “yo niko no sabía lóo”. Hemos incorporado a nuestro Castellano el un poco, que no es más que la traducción del sufijo Guarani mi (ejumi = vení un poco) o la expresión si que, que es la traducción del sufijo Guarani katu (oúkatu = vino si que).

Hoy, el Guarani está en la misa y en los sermones de la iglesia.

Hoy, el Guarani es después del griego y el latín, la lengua que más nombres aportó a la farmacopea universal.

Hoy, el Guarani está en los medios masivos de comunicación (radioemisoras, diarios y teledifusoras); lo mismo que, en la promoción publicitaria de grandes marcas que encuentran en él un interesante medio para obtener más y mejores ingresos.

Hoy, el Guarani está en las Universidades del Paraguay, contando con una Licenciatura en Lengua Guarani, la única en el mundo y que es cursada en el Instituto Superior de Lenguas UNA; además de otras universidades que promueven su estudio.

Hoy, el Guarani es estudiado a nivel de formación docente, en todo el país. Sólo en el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI, estudian 32.000 personas, jóvenes en su mayoría.

Hoy, el Guarani está en grandes universidades del mundo (Argentina, Brasil, Bolivia, Estados Unidos, Alemania, Austria, Países Bajos y en la célebre Universidad de Paris, en Francia).

Hoy, el Guarani está en Internet.

Hoy, el Guarani es el idioma de la selección nacional, el idioma de José L. Chilavert, Profesor de Lengua Guarani.

Hoy, el Guarani está en el afecto de los artistas y personalidades internacionales, como el mítico Joan Manuel Serrat a quien se le dio por cantar “Che pykasumi”; o como el carismático Papa Juan Pablo II, quien periódicamente saluda al mundo en Guarani. O bien, el Guarani está en el discurso de los embajadores que vienen a cumplir su misión o se retiran del Paraguay.

Hoy, el Guarani es idioma histórico del Mercosur, a partir del 02 de agosto de 1995, ya que tanto Argentina, Brasil, y Uruguay poseen varios topónimos en Guarani, reconociendo por tanto en el avañe’ê el único tronco común vigente, de una antigua unión regional.

Hoy, el Guarani que fuera salvajemente perseguido llegó al año 2000 y camina seguro hacia el futuro, pues está en la comunicación de los niños y los jóvenes, logrando acomodarse con notable capacidad a las exigencias de este tiempo.