Logo

 

FacebookTwitterGoogle+Orkut

DÉJENSE DE JODER, EL GUARANI NO VA A MORIR

1. El pasado mes de enero concluyeron las 100 ceremonias de graduación que el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI llevó a cabo en prácticamente todo el Paraguay. Casi dos mil (2.000) personas recibieron sus respectivos títulos de Profesores de Lengua Guarani, con los que -desde 1985- el ATENEO completó casi veintidós mil (22.000) Profesores de Lengua Guarani, quienes en su mayoría ejercen la docencia en escuelas, colegios, institutos de formación docente, universidades, centros de alfabetización de adultos, etc. A ese número de docentes se debe sumar casi cincuenta mil (50.000) personas -docentes en ejercicio, en su mayoría- que concluyeron el Curso Básico de Lengua Guarani, y que por consiguiente, ya no cursaron el profesorado. A ellos también se debe sumar casi setecientos cincuenta (750) Licenciados en Lengua Guarani, promocionados por nuestra institución en los últimos dos años, ya que desde el año 2005, en virtud a la Ley 2574, el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI ostenta el rango de institución universitaria, facultada a expedir títulos de grado y postgrado.

A lo expuesto, debemos señalar que nuestra institución, hasta la fecha, a capacitado a casi doscientos cincuenta mil (250.000) personas, mediante cursos breves, tales como jornadas, talleres, seminarios, congresos, etc. Asimismo, desde 1985, nuestra entidad no ha cesado un instante en su cometido de promoción cultural, ya que realizó y realiza emprendimientos de alcance nacional como el “Congreso Nacional de Lengua y Cultura Guarani”, el “Congreso: la Lengua y Cultura Guarani en el MERCOSUR”, la celebración de “Agosto, Mes del Idioma Guarani”, el “Seminario Nacional sobre Análisis del Bilingüismo Paraguayo”, el “Festival del País”, la “Semana de los Káso Ñemombe’u”. Igualmente, el ATENEO promociona la Lengua y la Cultura Guarani a través de su sitio en Internet; y lo más importante, actualmente en un proceso de extensión cultural, ha habilitado numerosos cursos de Lengua Guarani en el exterior (Argentina, Brasil, España, México, etc).

2. Por otra parte, con críticas de toda laya en su haber, el Ministerio de Educación y Cultura mantiene la enseñanza del Guarani en los diferentes niveles del sistema educativo (escolar básica, educación media, especial y superior). Casi un millón quinientos mil niños asisten a la educación escolar básica y cerca de un millón de jóvenes son protagonistas de la educación media. Pese a las gastadas cantinelas como “el Guarani es difícil”, “el Guarani no sirve para nada” o “el Guarani de la escuela no se parece al Guarani de la calle”, esos niños y jóvenes -a pesar de los pesares- están conviviendo con la Lengua Guarani. De hecho, la gran mayoría de ellos, expresa que les gusta la clase de Guarani más que cualquier otra asignatura. Esa mayoría aumenta cuando nos adentramos en las comunidades del interior del país. Cabe destacar que son numerosas las universidades públicas y privadas del Paraguay que han incorporado la enseñanza del Guarani en los planes de estudios de sus diferentes carreras (medicina, agronomía, periodismo, ciencias de la educación, letras, psicología, teología, etc).

3. Jurídicamente, el Guarani, desde 1992, es Lengua Oficial del Paraguay junto al castellano (Art. 140); y por otro lado, está garantizada la educación a partir de la lengua materna (Art. 77). Últimamente, pese a que en la actualidad se discute una cuestión de “forma”, el Guarani fue declarado idioma oficial del MERCOSUR, junto al castellano y al portugués; sin perder de vista, que el Guarani es idioma oficial de Bolivia y también de la Provincia de Corrientes (Argentina). Asimismo, hace unos días, se consensuó el Proyecto de Ley de Lenguas que será remitido al Parlamento Nacional para su estudio. Este proyecto, entre otros, tiene previsto la creación de la tan mentada Academia de Lengua y Cultura Guarani, que cual panacea -por fín- pulverizará todos los líos que afectan al Guarani. Mal de muchos, consuelo de tontos: no perdamos de vista que los yankees no tienen una Academia de la Lengua, pero igual hablan, leen, escriben, etc. en inglés, sin “rasgarse las vestiduras” o pensar que el Inglés está por morir… está en decadencia… o está en crisis.

4. Más que nunca el Guarani cuenta con una abundante bibliografía. No pasa una semana sin que alguien, en alguna parte del país o del exterior, publique un artículo, revista o libro en Guarani, de Guarani o acerca del Guarani. Tenemos numerosos diccionarios, revistas, poemarios, gramáticas, textos escolares (matemáticas, ciencias naturales, estudios sociales, educación sanitaria, etc), que demuestran la capacidad del Guarani para expresar cualquier idea o conocimiento.

5. Nadie puede desconocer que en la actualidad el Guarani cuenta con una extraordinaria promoción tanto a nivel nacional como internacional. En nuestro país, es común escuchar a la gente hablar en Guarani (desde el presidente, pasando por los parlamentarios, lìderes partidarios-obreros-campesinos-estudiantiles, hasta el más modesto ciudadano común). Las emisoras de radio tienen espacios en Guarani y también existen una profusa promoción publicitaria en Guarani. En el Internet existen casi medio millón de sitios que se refieren al Guarani. Además, la comunidad internacional en los últimos tiempos decidió manifestarse y fuertemente, a favor de la promoción del Guarani no solo en el Paraguay, sino también en el contexto de la integración regional (MERCOSUR). Además existen numerosas universidades e institutos de investigación en el mundo que promueven el estudio y la valoración del Guarani.

Las 5 breves e incompletas reflexiones vienen a colación de una seguidilla de publicaciones que en estas últimas semanas se vienen haciendo a “tambor batiente” en algunos medios escritos, presentando al Guarani en “terapia intensiva” en absoluta decadencia, inmerso en una soberana, demencial y apocalíptica crisis y, por consiguiente, a un segundo de la muerte. Nangána, según dichas publicaciones, el Guarani ya no tiene arreglo, está descuajeringado y es abominablemente feo, una especie de hijo de Lucifer, nacido de un embarazo no deseado por el propio Satanás.

NO ESTOY DE ACUERDO CON ESA TILINGUERÍA. El hecho de querer imponer ciertos “criterios” en la promoción del Guarani, no deben llevarnos por caminos extremos y antojadizos como los que actualmente nos proponen (o imponen) algunos columnistas de diarios o ciertos guaraniólogos “de salón” que son entrevistados por dichos columnistas de diarios.

Por otro lado, resulta poco ético promover una Ley de Lenguas y simultáneamente dirigir la actitud de la gente (de la desprevenida) hacia la “idea” de que la promulgación de dicha Ley conllevará necesariamente la adopción del Guarani-Paraguayo mba’émbo en el seno de la Academia a crearse y dejar de lado o tratar de menos, el modelo promovido actualmente por algunas instituciones como el ATENEO DE LENGUA Y CULTURA GUARANI. Y no me vengan con la excusa de que nosotros somos “puristas” o “cientifistas”, y que por culpa nuestra el Guarani está como está, etc., porque eso no es cierto. Velamos por el uso correcto del Guarani, no por su despiadada e innecesaria degeneración. A los préstamos debe acudirse cuando la lengua no posee algún recurso, necesario en la locución (oral o escrita). De hecho, este también deberá ser -a nuestro entender- el criterio que deberá adoptar la Academia de Lengua Guarani una vez que se constituya. Es decir, velar por la correcta difusión del Guarani, así como lo hace -por ejemplo- la Real Academia de la Lengua Española, que bajo ningún punto de vista acepta o aceptará la promoción de un castellano jopara, al estilo de “que hora pio tené hína vo”,o “yo nio no sabía lóo”.

Por otro lado, si aceptáramos la idea de que el Guarani está en crisis, eso nos llevará, sin excepción, a afirmar que también las demás lenguas -unas más y otras menos- también están en crisis. La crisis significa dinámica, movimiento, vida. Significará por ende que el Guarani -tanto tiempo perseguido y reprimido, acostumbrado a las crisis- permanece dinámico, en movimiento y con vida; así como las demás “lenguas vivas”. Por ello, no debemos temer a la crisis. Las crisis se administran. Las personas inteligentes administran crisis. Nosotros estamos preparados para administrar esta supuesta “catastrófica” crisis que afecta al Guarani. En el ATENEO estamos acostumbrados a las crisis. La crisis no nos asustan, y estas manifestaciones nuestras no deben ser interpretadas como signos de pedantaría, sino -y por el contrario- como un valor que integra nuestra postura institucional y que a lo largo de 22 años nos permitiera trabajar con alma y vida, y obtener logros significativos para el Guarani.

Contrariamente a los que promueven la crisis del Guarani, en el ATENEO estamos seguros que en la balanza del Guarani, hay un notorio mayor peso en el “haber”, y como con cualquier otra lengua, del otro lado, en el “deber o crisis”, también hay un cierto peso pero no tan alarmante. El Guarani del 2007 está mucho, muchísimo mejor, que el Guarani de 1970. Somos concientes que aun resta mucho por hacer, pero así y todo, manifestamos categóricamente que mientras nuestras fuerzas nos lo permitan seguiremos trabajando ordenadamente por la promoción y difusión de la Lengua y Cultura Guarani. Por ello, insisto, déjense de joder, el Guarani no va a morir.

Maitei horyvéva opavavépe.