Logo

 

FacebookTwitterGoogle+Orkut

Diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano

Introducción

El tema que analizaremos “Diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano” tiene por objetivo demostrar las más notables diferencias gramaticales que existen entre ambos idiomas, que conviven en el mismo tiempo y espacio: el Paraguay contemporáneo. Siempre nos llamó la atención el valor que por tanto tiempo tuvo la “educación informal” (la casa, la calle, los juegos colectivos, etc), en el aprendizaje inconsciente y espontáneo de dos idiomas tan distintos como, sin dudas, lo son el Guarani y el Castellano, que coexisten en la realidad de una misma persona el (la) paraguayo (a).

Este notable hecho demuestra sin necesidad de gran esfuerzo, como el ser humano puede aprender y practicar dos o más idiomas, sin que la educación formal sea precisamente la raón única y valedera para que el bilingüismo -en este caso particular- se convierta en un hecho, y no sea permanente utopía.

 

Desarrollo

1. Tipología lingüística del Guarani y del Castellano

El Guarani no es lengua igual al Castellano. Ya son diferentes en su tipología, pues el Guarani es una lengua predominantemente polisintética; en cambio, el Castellano es una lengua predominantemente flexiva.

2. Diferencias fonológicas (algunas diferencias…)
2.1. La vocales

El Guarani posee 12 vocales, divididas en: 6 vocales orales (a, e, i, o, u, y) y 6 vocales nasales (â, ê, î, ô, û, ÿ). La presencia de las vocales orales y nasales de hecho ya marca diferencias fonéticas y sobre todo semánticas en la constitución de las palabras:

Pyta (talón, detener/se) : che chepytarasy /// epyta upépe

Pytâ (rojo) : pe karai ikamisa pytâ asy

Oke (duerme) : Chive okehápe okororô

Okê (puerta) : emboty amo okê

O (sufijo de privación) : Kame ohogue’o typycha hû imemby reviro’óre

Ô (húmedo) : umi ao he’ô gueterei

Pytu (aliento) : ha’i ipytupa iko’êvo

Pytû (oscuro) : oky mboyvemi iñipytûmbásapy’a

El Castellano en cambio solo posee 5 vocales (a, e, i, o, u), todas orales. En conclusión, podemos afirmar que el Guarani -con respecto al Castellano- posee un sistema vocálico muy rico.

2.2. El caso de la consonante “ F ”

En el Castellano la “F” es una consonante labiodental fricativa sorda; en tanto que, en Guarani es de poco uso, ya que no es un fonema propio del Guarani. El hablante Guarani, cuando se trata de la “F”, acude al recurso de la sustitución, cuando pronuncia palabras de orígen castellano que en su estructura poseen la “F”. En Guarani, habitualmente, la “F” es sustituida por la “S”. Así:

Fideo es sustituida por Sideo

Fiambre es sustituida por Siambre

Felipe es sustituida por Selipe

Filemón es sustituida por Silemón

Sofía es sustituida por Sosía
2.3. El caso de la consonante “ L ”

En el Castellano la “L” es una consonante alveolar fricativa sonora; en tanto que, en Guarani también es de poco uso, ya que no es un fonema propio del Guarani. El hablante Guarani, cuando se trata de la “L”, acude igualmente al recurso de la sustitución; es por ello que, en Guarani la “L” es sustituida por la “R”. Así:

Almacén es sustituida por Armacén

Alto es sustituida por Arto

Alquiler es sustituida por Arquiler

Alcancía es sustituida por Arcancía
2.4. El caso de las consonantes compuestas

En el Castellano es común el uso de consonantes compuestas; es decir, dos consonantes con una, dos o tres vocales en la misma sílaba. Ejemplos: bl, br, cl, cr, fl, fr, gl, gr, pl, pr, tl, tr. Por su parte, en el Guarani debe pronunciar palabras castellanas con cualquier consonante compuesta, se encuentra ante terribles dificultades fonéticas, viéndose obligado a acudir a la sustitución y adaptación. Ejemplos:

Problema es sustituida por Poléma

Indeleble es sustituida por Indeleule

Hablamos es sustituida por Aulamos

Imposible es sustituida por Imposiule
2.5. La acentuación

En el Castellano predominan las palabras con acentuación llana, grave o breve; en tanto que, en el Guarani predominan las palabras con acentuación aguda. Este hecho es muy importante pues, al igual que todos los casos hasta ahora descriptos, tiene una incidencia notable y decisiva en la expresión del hablante. Ejemplos:

Vaca del castellano, en Guarani se pronuncia Vaka

Caballo del castellano, en Guarani se pronuncia Kavaju

Camisa del castellano, en Guarani se pronuncia Kamisa

Conserva del castellano, en Guarani se pronuncia Kosereva
3. Diferencias morfológicas (algunas diferencias…)
3.1. El sustantivo: forma y tiempo

Ciertas palabras del Guarani, como el caso concreto de los sustantivos oscilantes, tienen dos (tajýra / rajy) o tres (tesa / resa / hesa --- óga / róga / hóga) formas para su uso, de allí la denominación de sustantivos biformes y triformes respectivamente, y tienen incidencia directa en la sintaxis y en la semántica. En cambio, en el Castellano por más que algunas palabras tengan dos o más formas, las mismas no inciden en la sintaxis o semántica, por ejemplo: hierro (fierro).

Por otra parte, en Guarani el sustantivo puede tener una marca temporal, es por ello que se describen las denominadas formas atentes: 1)Presentiva (ao), 2)Preteritiva (aokue); 3)Futuritiva (ao), y 4)Frustrativa (aprângue). Este fenómeno es un hecho característico del Guarani, no ocurre así en el Castellano.

3.2. El adjetivo posesivo de tercera persona

El adjetivo posesivo de la tercera persona del Guarani, también denominado índice de posesión de tercera persona, tiene diferentes formas que se usan tomando en cosideración las características del sustantivo al cual se refieren. Esta es también una peculiaridad del Guarani que no existe en el castellano. Ejemplo:

Su ropa es Ijao,

Su cabeza es Iñakâ,

Su cara es Hova,

Su patio es Ikorapy,

Su cabello es Hi’áva

En Guarani la “ ij “ (ijao) se utiliza con sustantivos orales; que empiezan en vocal y tienen acentuación tónica final. En cambio, la “ “ (Iñakâ) se usa con sustantivos nasales; que empiezan en vocal y tienen acentuación tónica final. Por su parte, la “ h “ (hova) se utiliza con sustantivos triformes. En tanto que, la “ i “ (ikorapy) se usa con cualquier otro sustantivo que no empiece con la “ t “ u “ o “ móvil inicial. Por último, la “ hi’ “ (hi’áva) se utiliza con sustantivos orales o nasales que empiezan en vocal tónica inicial.

3.3. El paradigma verbal

En este caso de diferencia no entraremos a analizar los diferentes procesos que tienen que ver con la polisíntesis Guarani y la flexión Castellana. Centraremos sí nuestra atención en la forma en que se conjugan los verbos en ambos idiomas, ya que existe una notable y radical diferencia, tomando en cuenta que en Guarani los afijos que señalan número y persona ocupan una posición prefija al verbo; en tanto que, en el Castellano los morfemas que, entre otros, indican número y persona ocupan una posición sufija al verbo. Ejemplos:

Aguata = Camino

Reguata = Caminas

Oguata = Camina

Jaguata = Caminamos

Roguata = Caminamos

Peguata = Camináis

Oguata = Caminan
4. Diferencias sintácticas (algunas diferencias…)
4.1. La concordancia entre el sustantivo y el adjetivo calificativo

Los adjetivos calificativos del Guarani no poseen variaciones ni de número ni de género. Por ejemplo, el adjetivo calificativo yvate, tiene una sola forma para su uso; por consiguiente, la concordancia entre el sustantivo y el adjetivo calificativo, no existe en el Guarani. En cambio, en el Castellano los adjetivos calificativos sí poseen variaciones de número y género, así por ejemplo: alto, alta, altos, altas, en directa relación de concordancia con el sustantivo al cual se refieren. Así:

Karai yvate = Señor alto

Karaikuéra yvate = Señores altos

Kuñakarai yvate = Señora alta

Kuñakaraikuéra yvate = Señoras altas
4.2. Los afijos del Guarani en la sintaxis del Castellano hablado en Paraguay

Otro hecho interesante que demuestra la interferencia del Guarani en la sintaxis Castellana, lo constituyen ciertos morfemas sufijos del Guarani, que son usados inconscientemente y son prácticamente inevitables en la sintaxis del denominado Castellano Paraguayo. Así, predominan en las palabras castellanas la adición de los sufijos: ke, na, piko (iko – pa), hína, ite. Ejemplos:

-Veníke mañana junto a mi

-Lleválena este regalo a tu mamá

-Quépiko (quéiko – quépa) te dijo ese señor

-José veniahína del centro cuando ocurrió el accidente

-La señora no sabiaite lo que decía
4.3. Las traducciones del Guarani al Castellano

Resulta muy interesante analizar los casos de traducción del Guarani al Castellano; ya que los paraguayos pensamos en Guarani y traducimos dichos pensamientos al Castellano. A continuación presentamos tres casos concretos, que demuestran fielmente que por más que una persona no hable Guarani, sus expresiones castellanas no son otra cosa que la traducción del Guarani al Castellano, hecho que ya forma parte de la conciencia colectiva.

El caso del “un poco”. Es el caso del sufijo Guarani “mi que al ser traducido al castellano, se convierte en “un poco”. Es prácticamente imposible encontrar un paraguayo que deje de utilizar en su locución diaria expresiones como “vení un poco” (Ejumi), “prestáme un poco” (Eipurukami chéve), y “decíle un poco” (Eremi chupe).

El caso del “de balde”. Es el caso del sufijo Guarani “rei que al ser traducido al castellano, se convierte en “de balde”. También -como en los dos casos anteriores-  cotidianamente podemos escuchar expresiones como: “vino de balde” (Ourei), “le llevó de balde” (Ogueraharei chupe), y “le pegó de baldeite” (Oinupâreiete chupe).

 

Conclusión

Los pocos casos que expusimos de diferencias gramaticales entre el Guarani y el Castellano, nos ubican ante una realidad concreta: que pese a la coexistencia en una situación de bilingüismo, el Guarani y el Castellano son gramaticalmente muy diferentes. Por consiguiente, si le reconocemos al castellano su identidad lingüística, justo será también reconocerle al Guarani sus peculiaridades, otorgándole su autonomia lingüística. No se puede medir al Guarani con la misma vara con que medimos al Castellano, ni mucho menos pretender enseñar Guarani con las reglas gramaticales del Castellano.